Noticias


Alemania suspende tres meses el pasaporte COVID para entrar en el país

30 Mayo 2022

Los viajeros no deberán presentar el documento que acredita que están vacunados

La lista de países que empiezan a eliminar restricciones y requisitos de entrada al país implantados con motivo de la pandemia suma y sigue. Si el lunes era España quien anunciaba que deja de exigir el certificado de vacunación contra la COVID-19 a los turistas de fuera de la Unión Europea, este miércoles Alemania ha suspendido durante tres meses la obligatoriedad de presentar el pasaporte COVID para ingresar en el país a partir del próximo 1 de junio, según aprobó este miércoles el Consejo de Ministros del gobierno de Olaf Scholz.

De acuerdo con esta regulación, los viajeros no deberán presentar el documento que acredita que están vacunados, que superaron la enfermedad o un test negativo reciente, la llamada regla de las 3G -por geimpft, genesen o getestet, que significa vacunado, sanado o en posesión de un test negativo-.

Sí se mantienen normas estrictas para los viajeros procedentes de países dominados por las variantes más agresivas del coronavirus, que deben guardar doce días de cuarentena independientemente de si están o no vacunados

No obstante, actualmente no hay ningún país bajo esta calificación, según los parámetros del Instituto Robert Koch, aunque se mantiene la norma por si en el curso de estos tres meses volviera a darse esa situación.

"Hasta el final de agosto dejaremos en suspenso la regla del 3G", explicó el ministro de Sanidad, el socialdemócrata Karl Lauterbach, en declaraciones al grupo mediático Funke.

La decisión del Consejo de Ministros se produce tras un periodo continuado de descenso de nuevas infecciones. La incidencia semanal por 100.000 habitantes se situó hoy por primera vez en meses por debajo de los 300 casos.