Noticias


Nueva Zelanda reabrirá sus fronteras a todos los turistas desde 31 de julio

13 Mayo 2022

El Gobierno trata de acelerar la recuperación económica del país, que sufre también escasez de mano de obra cualificada

Uno de los países que ha mantenido durante la pandemia una de las políticas más restrictivas en sus fronteras para controlar la COVID-19, Nueva Zelanda, volverá a abrirse por completo al turismo a partir del próximo 31 de julio, dos meses antes de lo planeado por las autoridades, aunque se seguirá exigiendo estar vacunado. Así lo ha anunciado este miércoles la primera ministra del país Jacinda Ardern.

Ardern ha comunicado un importante paquete de reformas, que incluyen una apertura anticipada de las fronteras y una simplificación de los requisitos sobre inmigración, para abordar la escasez inmediata de profesionales que sufre el país y acelerar la recuperación económica.

"Nueva Zelanda está ahora completamente abierta a los negocios”, ha dicho la primera ministra y ha anunciado que "la frontera internacional de Nueva Zelanda se reabrirá para todos los turistas y titulares de visados antes de lo previsto: el 31 de julio".

La reapertura gradual neozelandesa:
Nueva Zelanda adelanta la reapertura de sus fronteras para el turismo
Nueva Zelanda: reapertura (con medidas extremas) a extranjeros vacunados
Suspenden la burbuja de vuelos Nueva Zelanda-Australia

Jacinda Ardern ha destacado que esta será "una buena noticia para las familias, las empresas y nuestras comunidades de migrantes y ofrece certidumbre y tiempo para prepararse a las aerolíneas y las compañías de cruceros que planean regresar a Nueva Zelanda en las temporadas altas de primavera y verano”.

"Sabemos que una de las principales limitaciones para las empresas es el acceso a mano de obra cualificada. Este plan aumentará la mano de obra disponible, al mismo tiempo que acelerará la recuperación de nuestro turismo", ha añadido.

Nueva Zelanda ya había aprobado recientemente una reapertura parcial de sus fronteras a turistas procedentes de Australia y a los visitantes de países, como España, que están exentos de visado, pero a partir del 31 de julio ya no habrá excepciones para recibir turistas de todas las nacionalidades, aunque se seguirá exigiendo estar completamente vacunado contra la COVID-19.