Noticias


Noruega, Suecia y Francia también levantan restricciones y Alemania y Bélgica lo contemplan en febrero o marzo

15 Febrero 2022

? Francia se suma a Gran Bretaña y levantará en febrero la mayoría de las restricciones anticovid ? Finlandia se suma a Dinamarca y quita todas las restricciones en febrero ? Reino Unido elimina mascarillas en colegios y otras restricciones

Suecia ha anunciado hoy que elimina restricciones tal como hizo ayer Noruega o antes Dinamarca y Finlandia y anuncia el fin de la mayoría de restricciones contra ómicron. Francia levanta la obligación de llevar mascarilla al aire libre y retira medidas este mes, algo que Reino Unidoya había anunciado en enero. También Alemania y Bélgica han anunciado que se alivian medidas a lo largo del mes o ya en marzo.

Suecia ha anunciado hoy que el próximo día 9 eliminará todas las restricciones vigentes por la pandemia de coronavirus debido al alto porcentaje de población vacunada y a la menor peligrosidad de la variante ómicron y se une así a sus vecinos nórdicos Finlandia, Noruega y Dinamarca.

"Empieza a ser hora de abrir Suecia de nuevo. El contagio seguirá siendo alto durante un tiempo, pero las peores consecuencias han quedado atrás", ha anunciado la primera ministra, Magdalena Andersson, que ya había adelantado la fecha del 9 de febrero como posible fecha para su eliminación definitiva de las medidas anticovid.

Al igual que en Dinamarca, el Covid dejará de ser considerada una enfermedad "crítica" para la sociedad en Suecia.

El anuncio implica que dentro de una semana la restauración podrá continuar abierta después de las 23:00 horas y que desaparecerán todos los límites de aforo en actos públicos, así como la recomendación de trabajar desde casa y de reducir los contactos en interiores, informa Efe. Andersson ha subrayado, no obstante, que el riesgo para los no vacunados sigue siendo "alto", sobre todo si se combina con una edad elevada, por lo que se mantendrán recomendaciones para ese grupo.

Tras apostar por muchas recomendaciones y apelar a la responsabilidad individual en la primera ola, las autoridades suecas introdujeron más restricciones a partir de la segunda en otoño de 2020 y han mantenido esa línea desde entonces. El 83,6% de los suecos mayores de 12 años han recibido la pauta completa de la vacuna, y el 49,8% de los mayores de edad, la dosis de refuerzo. El índice de mortalidad sueco es de 155,18 por cada 100.000 habitantes, más del doble que Dinamarca y cinco veces más que Finlandia, pero por debajo de la mayoría de países europeos.

PUBLICIDAD

Noruega también anunció ayer que levantaba la mayor parte de las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus ante la menor gravedad de la variante ómicron y el alto índice de población vacunada. Tras registrar un acusado aumento del contagios a mediados de diciembre, con cifras récord de infectados y hospitalizados, las autoridades noruegas introdujeron una serie de restricciones, que aliviaron parcialmente un mes después.

Así, bares y restaurantes podrán vender alcohol también después de las 23 horas, desaparecen las limitaciones de aforo en eventos públicos y las restricciones en los centros de enseñanza y ya no será necesario el teletrabajo. Hasta el 17 de febrero será obligatorio el uso de mascarillas en interiores cuando no se pueda guardar la distancia de seguridad de un metro y estarán vigentes otras recomendaciones, informa Efe.

"Resumiendo, pasamos de reglas detalladas al metro de distancia, la mascarilla y el sentido común", ha resumido la ministra de Sanidad noruega, Ingvild Kjerkol.

Noruega es uno de los países menos afectados por la pandemia en Europa, con 1.440 muertos, lo que equivale a una tasa de mortalidad de 26,93 por cada 100.000 habitantes, la mitad que Dinamarca, cinco veces menos que Suecia y siete menos que España. El 90,9% de la población mayor de 18 años ha recibido la pauta completa de la vacuna.

Alemania lo estudio para marzo

Alemania también se plantea aliviar las restricciones en marzo si para entonces ha remitido la ola de contagios actual, que sigue marcando máximos diarios de incidencia acumulada y de infecciones, que siguen rompiendo récords diarios.

El ministro de Sanidad, el socialdemócrata Karl Lauterbach, ha advertido de que a mediados de febrero se pueden alcanzar el pico y después empiece remitir la ola de contagios, mientras que el ministro de Justicia, el liberal Marco Buschmann, ha señalado al diario Rheinische Post, la posibilidad de que hacia marzo se rebaje el nivel actual de restricciones y se regrese progresivamente a la normalidad.

Los líderes regionales y el canciller Olaf Scholz acordaron recientemente mantener las medidas actuales, que implican limitaciones en los contactos y reuniones. El acceso a comercios no esenciales, cines, teatros o restauración solo es posible para los vacunados con la pauta completa y dosis de refuerzo, en ocasiones acompañado de un test negativo reciente.

La próxima reunión entre el gobierno federal y los poderes regionales está prevista para el 16 de febrero, momento en que, según anunció el propio Scholz, deberían presentarse las "perspectivas de apertura" para el conjunto de la vida pública, a medio o corto plazo.

Francia levanta restricciones como la mascarilla obligatoria en la calle

También Francia levantó ayer restricciones que estaban en vigor desde diciembre como la mascarilla en la calle, que deja de ser obligatoria. El tribunal administrativo de París había suspendido el pasado 13 de enero la obligación de llevarla l aire libre en la capital gala al considerar que se trataba de una medida "inapropiada" para el respeto de la libertad individual. No obstante, la Prefectura de Policía la restituyó cuatro días después, pero limitada a los lugares de la ciudad con fuerte densidad de personas en los que no se pudiera mantener la distancia de seguridad. El Elíseo recuerda que tendrá que seguir llevándose no se puede mantener una distancia de un metro.

No obstante, en interiores habrá que continuar llevando mascarilla y en muchos casos se exigirá para entrar el certificado de vacunación (no solo el pasaporte sanitario que se puede validar con un test).

El presidente francés, Emmanuel Macron, explica en La Voix du Nord, que esta primera etapa de levantamiento de restricciones coincide con las previsiones sobre la evolución de la epidemia que había hecho su Gobierno, ya que se constata que "desde hace varios días tenemos una baja de la tasa de incidencia".

Junto al fin de la mascarilla en la calle, también deja de ser obligatorio el teletrabajo al menos tres días en semana para los empleos donde era posible y pasa a ser solo recomendable.

Otro de los cambios que entraron ayer en vigor es que dejan de estar limitados los aforos para los espectáculos, reuniones públicas o acontecimientos deportivos, que eran de 2.000 personas en salas o pabellones cerrados y 5.000 en estadios.

Macron insiste en que la próxima fase de levantamiento de más restricciones, programada a partir del 16 de febrero, está condicionada a las "cifras" de la epidemia, aunque "todo induce a pensar" que será posible. En caso de que sea así, desde entonces podrán reabrir las discotecas, clausuradas desde el 10 de diciembre, se podrán volver a organizar conciertos en los que el público esté de pie y también se podrá consumir en las barras de los bares y de los restaurantes.

Si de nuevo las condiciones sanitarias lo permiten, a la vuelta de las vacaciones escolares de febrero se relajará el protocolo sanitario de los centros escolares.

En Bélgica, a mediados de febrero

En Bélgica, donde los contagios han comenzado a caer, con un 77% de población vacunada y escenario epidemiológico rojo, se mantiene el teletrabajo casi obligatorio (solo se puede ir un día a la semana a la oficina), el cierre nocturno de bares y restaurantes y ciertas restricciones de aforo en distintas actividades.

La prensa local, no obstante, baraja la posibilidad de que para mediados de febrero las autoridades puedan rebajar un escalón, a naranja, la clasificación epidemiológica y las restricciones que se aplican.