Noticias


Alemania suaviza las restricciones para los viajeros británicos

4 Enero 2022

El pasado mes de diciembre los países europeos rescataban las restricciones de viaje más duras ante el avance de ómicron, la nueva variante de la COVID-19

Es el caso de Alemania, que se cerró a los ciudadanos británicos ante el estallido de contagios del nuevo linaje en el país. Este martes el Instituto Robert Koch (RKI) ha suavizado esas medidas al pasar a los nueve países clasificados como área de preocupación por la variante del virus, el nivel de riesgo más alto del país -entre ellos Reino Unido y Sudáfrica- a la lista de países de alto riesgo, una categoría que también cuenta con restricciones a los viajes, pero que son menores para aquellas personas vacunadas.

El Instituto Robert Koch de Enfermedades Infecciosas ya había anunciado el pasado jueves que a partir de este martes no se incluirían más países en la lista de preocupaciones variantes debido a ómicron. Este nuevo linaje -altamente infeccioso- se registró por primera vez en el sur de África y se extendió rápidamente por todo el mundo.

Precisamente, Reino Unido fue uno de los países más afectados por ómicron, con niveles récord de más de 189.000 casos diarios el pasado 31 de diciembre. No obstante, estos días las altas tasas de infección se han extendido también en otros países europeos como Alemania, Francia, España y Dinamarca, que también han alcanzado máximos de casos.

Por contra, las restricciones para los viajeros que ingresan a Alemania desde países en la lista de áreas de variante de preocupación -en la que se encontraba Reino Unido hasta hoy- contemplan una cuarentena obligatoria de 14 días, sin opción de acortarla con prueba de vacunación o prueba negativa. Asimismo, limitó se limitaba la entrada a ciudadanos alemanes o residentes del país en el caso de proceder de estas áreas.

Se da la circunstancia de que Alemania había logrado reducir el avance de contagios registrado en noviembre y principios de diciembre tras implementar una serie de restricciones dirigidas particularmente a las personas no vacunadas, si bien en los últimos días los casos han vuelto a incrementarse, según informa Dw. Así, la incidencia acumulada se sitúa en 232,4 nuevos contagios por cada 100.000 habitantes en siete días, frente a 222,7 el día anterior y también hace una semana y 439,2 hace un mes en plena cuarta ola de la pandemia.