Noticias


Aeropuertos europeos: cómo evitar el caos por los controles de COVID-19

3 Junio 2021

Informe de ACI Europe: el tráfico de pasajeros casi se triplicará de 47 M de pasajeros este mes a 125 M en agosto

El Consejo Internacional de Aeropuertos de Europa (ACI Europe) ha advertido sobre el riesgo de que los viajeros tengan que pasar horas en los aeropuertos europeos durante este verano 2021 debido a los controles COVID-19.

La patronal de los gestores aeroportuarios ha afirmado que, con la iniciada y creciente flexibilización de las restricciones de viaje tanto dentro como fuera de Europa, debido a la mejora de la situación epidemiológica, prevé que el tráfico de pasajeros aumente casi tres veces, de 47 millones este mes a 125 millones en agosto.

Otras organizaciones han lanzado alertas similares. Hace unos días, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) advirtió sobre un posible caos aeroportuario a menos que los gobiernos se movilizaran rápidamente para adoptar procesos digitales para administrar las credenciales de salud para el vuelo 

 

La organización señala que, aunque estos datos todavía estarán muy por debajo de los niveles de tráfico prepandemia, solo en el mes de agosto del año 2019 recibieron a más de 262 millones de pasajeros, la gestión de este aumento supondrá un desafío operativo sin precedentes debido a la combinación única de tres factores:

Instalaciones con limitaciones de espacio debido a la implementación del distanciamiento físico en todos aquellos procesos de aeropuerto, tales como chequeo médico de entrada, check-in, seguridad, áreas/servicios comerciales, controles de inmigración, área de puertas, embarque/desembarque, reclamo de equipaje y controles aduaneros, que ha resultado en espacios restringidos en las terminales, aumentando los tiempos de procesamiento de pasajeros que empeora en las horas pico.

- Más picos en el tráfico aéreo. Los planes actuales de las aerolíneas apuntan a que el tráfico aéreo se concentrará mucho en los períodos pico este verano, más que el año pasado o incluso más que en el verano de 2019 en algunos aeropuertos. Los picos de tráfico son habituales y gestionables en instalaciones aeroportuarias diseñadas para adaptarse de manera eficiente a la concentración de grandes volúmenes de pasajeros, pero ACI Europe advierte de que será extremadamente desafiante cuando la capacidad se reduce como resultado del distanciamiento físico y cuando los procesos operativos no son fluidos debido a verificaciones COVID-19 adicionales.

- Múltiples y diversos controles COVID-19. Los pasajeros ahora están sujetos a controles adicionales en los aeropuertos, destinados a verificar los certificados de pruebas COVID-19, los formularios de localización de pasajeros y la documentación de cuarentena. Estos controles suelen ser realizados por autoridades públicas, aerolíneas y/o empresas de asistencia en tierra. Varían en función de su punto de origen y destino, basándose en normas diferentes y cambiantes en toda Europa. Por ejemplo, los controles de las pruebas COVID-19 a la salida están actualmente duplicados o incluso triplicados en el 77% de los aeropuertos europeos.

El director general de ACI Europe, Olivier Jankovec, ha afirmado que "los aeropuertos están desesperados por ver cómo sus instalaciones vuelven a la vida, reconectando con sus destinos y apoyando la tan necesaria recuperación de Europa, pero el nivel de incertidumbre y complejidad en la planificación del reinicio es simplemente alucinante por ahora".

También ha destacado la perspectiva real de que los viajeros sufran un caos generalizado en los aeropuertos este verano, urgiendo a los gobiernos intensifiquen la planificación anticipada sobre los diversos problemas junto a los aeropuertos y las aerolíneas.

 

Recomendaciones a los gobiernos europeos

1. Adoptar e implementar de manera uniforme la propuesta de Recomendación revisada del Consejo de la Unión Europea para viajar dentro de la región publicada esta semana por la Comisión Europea. Esto debería garantizar el levantamiento de las restricciones de viaje para los viajeros vacunados, así como para los viajeros con prueba negativa o recuperados de la COVID-19.

2. Garantizar que estarán preparados para emitir certificados COVID-19 digitales de la UE comunes e interoperables a más tardar el 1 de julio y que, junto con la CE, reconozcan los certificados COVID-19 digitales y manuales emitidos por países vecinos de la UE. así como de otros terceros países.

3. Asegurarse de que los controles COVID-19 no se dupliquen durante el viaje (integrando los procesos de salida y llegada en los aeropuertos).

4. Desplegar recursos estatales adecuados en los aeropuertos para garantizar que los controles manuales y los procesos de control fronterizo no retrasen a los viajeros.

Piden a la EASA y al Centro Europeo de Control de Enfermedades Contagiosas (ECDC) que reconsideren los requisitos de distanciamiento físico en los aeropuertos, en función de la evolución de la situación epidemiológica y el hecho de que una proporción cada vez mayor de viajeros estarán completamente vacunados.