Noticias


Las 21 claves de los viajes de negocios en 2017

23 Febrero 2017

Forum Business Travel ha reunido en Madrid a más de un centenar de travel managers de grandes y medianas empresas con proveedores de referencia de los distintos segmentos implicados en los viajes de negocios. El resultado de su puesta en común, son 21 tendencias que marcarán la gestión de los desplazamientos profesionales durante este año.

Las 21 claves de los viajes de negocios en 2017

Forum Business Travel ha reunido en Madrid a más de un centenar de travel managers de grandes y medianas empresas con sede o delegación en España junto con proveedores de referencia de los distintos segmentos implicados en los viajes de negocios. El resultado de su puesta en común, en sendas jornadas en Madrid y Barcelona son 21 tendencias que marcarán la gestión de los desplazamientos profesionales durante este año.

 

 

Estas son sus conclusiones por segmentos: 


ALOJAMIENTO

Tarifas. Después de años de bajadas, los hoteles remontan el vuelo de la rentabilidad. En 2017 se esperan nuevos incrementos de precios, aunque ligeros. En España, el aumento de la demanda impulsada por el vacacional refuerza esta tendencia al alza.

Cliente. La apuesta por la personalización es cada vez más acusada. Las cadenas se implicarán con mayor entusiasmo en el segmento de reuniones y eventos (MICE). Habrá nuevas mejoras en servicios añadidos, como la tecnología, la seguridad, los espacios para el trabajo, las atenciones premium, el compromiso con el medio ambiente…

Acuerdos. Los proveedores de alojamiento con presencia internacional están apostando por las negociaciones globales con sus empresas clientes, aunque aplicando ventajas específicas en cada mercado local.

 

TRANSPORTE TERRESTRE

Estacionalidad. Se está ampliando el periodo de alta actividad del sector del Rent-A-Car desde junio hasta septiembre por presión de la demanda del segmento vacacional, con consecuencias en el Business Travel.

Economía colaborativa. Las start-ups surgidas en los últimos años han causado una gran disrupción en el mercado, pero no se prevé una incidencia significativa en los viajes de negocios, debido al perfil del cliente corporate, con otras necesidades.

Movilidad. La gestión del taxi y los traslados con conductor se van a colocar en el punto de mira de las empresas para mejorar el control y seguimiento de estos gastos generados durante los desplazamientos profesionales. Las restricciones al tráfico en las grandes ciudades favorecen los servicios de movilidad especializados.



TRANSPORTE AÉREO

Desglose tarifario. Una tendencia que se mantiene y se acentúa para proporcionar un servicio más ajustado a las necesidades de cada cliente. Los ingresos por servicios extras (ancillaries) de las aerolíneas irán en aumento. El peligro es que este modelo se vuelva más y más complejo.

Alianzas aéreas. Su peso e influencia seguirá en aumento. La optimización de conexiones que permiten, así como la ampliación en la red de destinos y las ventajas de los programas de fidelidad compartidos seducen a las empresas viajeras.

Precio del combustible. Sujeto a numerosas incertidumbres en el mercado. Los expertos no se atreven con vaticinios. Un elemento de contención de precios será la congelación de las tasas aeroportuarias en España.



GESTIÓN DEL RIESGO EN VIAJE

Concienciación. Las empresas con intereses fuera de nuestro país asumen que los seguros de viaje básicos no cubren todas sus necesidades. Se espera mayor demanda de verdaderos servicios de consultoría del riesgo.

Tecnología. Las aplicaciones y herramientas en movilidad van a permitir mejores respuestas ante las incidencias. Los canales de comunicación entre el travel manager y el viajero empiezan a ser bidireccionales, con una evidente mejora de la comunicación.

Buenas prácticas. Cobran valor la atención 24/7 y la preparación previa del viaje, sobre todo en cuanto a formación e información, así como la evaluación de la seguridad y la planificación. También se está detectando un mayor interés por los protocolos de actuación.



INTERMEDIACIÓN

Experiencia del viajero. Las agencias de viajes y las empresas clientes avanzan hacia la equiparación entre la experiencia que el viajero tiene en sus desplazamientos privados y los que realiza por motivos laborales. El bleisure, o la conjugación de ocio y negocio, aumentará aún más sus adeptos.

Aplicaciones. La generalización de soluciones tecnológicas para la movilidad obligará a las empresas a dotar a sus empleados de medios que les faciliten sus viajes, con más flexibilidad y capacidad de respuesta. Crece el recurso al webservice como vía de integración tecnológica.

Consultoría. Las agencias de viajes revalorizarán su papel de asesoría integral. El interés por el precio puede quedar relegado a un segundo plano en la medida en que los servicios de intermediación ganen en valor y utilidad. El reto que se plantea es alcanzar un equilibrio en el que tanto la empresa, como el viajero y el proveedor salgan ganando.

 

MEDIOS DE PAGO

Nuevas soluciones. La onda expansiva de las alternativas de pago que han ido surgiendo en los últimos años seguirá en aumento: contactless, soluciones peer-to-peer, tarjetas virtuales, Samsung Pay, Apple Pay, Twyp, Bizum…

Seguridad. Se esperan nuevos protocolos para garantizar la seguridad de las transacciones. En cualquier caso, pasan por la simplificación. Para cuantías pequeñas se están eliminando los sistemas de validación.

Pagos centralizados. Las empresas viajeras buscan sistemas para centralizar el seguimiento y liquidación de gastos de desplazamiento, como restaurantes, parkings, taxi, wi-fi, etc.

 

TECNOLOGÍA

Integración de sistemas. Los proveedores tecnológicos buscarán nuevas fórmulas para unificar en plataformas únicas los procesos de aprobación, gestión de reservas, soluciones de movilidad, procesamiento de gastos y sistemas de reporting.

Flexibilidad y usabilidad. Mejora de los interfaces para facilitar los procesos a los usuarios. Los sistemas ofrecerán más alternativas para realizar cambios, personalizar itinerarios y mejorar en general la experiencia.

Automatización. La gestión de gastos de desplazamientos se integrará en las herramientas de autorreserva para poder controlar la cuenta de viajes desde la perspectiva del modelo end-to-end.