Noticias


COSTA RICA-INCENTIVOS CON 5 SENTIDOS

7 Diciembre 2016

La diversidad de Costa Rica, sus paisajes, climas, así como la fauna y flora que despliega ante el visitante, son un constante y cambiante estímulo que no deja de sorprender. Un destino ideal para disfrutar con vista, oído, tacto gusto y olfato.

COSTA RICA

Incentivos con 5 sentidos

La diversidad de Costa Rica, sus paisajes, climas, así como la fauna y flora que despliega ante el visitante, son un constante y cambiante estímulo que no deja de sorprender. Un destino ideal para disfrutar con vista, oído, tacto gusto y olfato.
 

Costa Rica ofrece al visitante una enorme cantidad de estímulos que colmarán sus cinco sentidos:

Oído: las ondas sonoras llegarán a los oídos del visitante de la mano de la fauna del país. La gran cantidad de aves con diferentes cantos las delatan antes de poder ser vistas. Otro sonido característico y que se escucha a mucha distancia, son las llamadas del mono aullador; un pequeño primate con una potentísima voz.

En las ciudades los estímulos serán el folklore, las danzas y música de la cultura costarricense, y por supuesto, la dulzura en la forma de hablar de los ticos y la riqueza lingüística que poseen.

Gusto: con este sentido se disfrutará del placer de la gastronomía. Los productos de Costa Rica, muchos de ellos de producción ecológica, conservan todo el sabor de lo auténtico: fresas de volcán, frutas tropicales dulces y jugosas, o platos típicos como el gallo pinto o los tradicionales tamales cocinados en hojas de plátano, la olla de carne, o el “rice and beans” caribeño.

Olfato: los aromas de las frutas, de la comida recién cocinada, de las miles de flores, como la hortensia, de la fértil tierra húmeda después de la lluvia tropical y por encima de todo, el inconfundible e intenso aroma del café de Costa Rica recién tostado para luego ser molido y servido “chorreado”.

Tacto: en Costa Rica, el tacto cobra un enorme protagonismo al sentir la sedosa arena de sus interminables playas vírgenes al caminar descalzos sobre ella, o al acariciar las diferentes texturas de la infinita vegetación, o incluso al sentir, en un día caluroso la refrescante lluvia en la cara. Todas ellas, sensaciones que no se pueden mostrar en ningún catálogo.

Vista: paisajes interminables de un verde intenso, los azules del océano, la explosión de colores de las puestas de sol en la costa del Pacífico, y los no menos espectaculares colores de algunas de sus aves. La silueta de sus volcanes recortada contra el cielo azul, las formas imposibles de algunas de sus flores… Costa Rica se quedará grabada en la retina.

FUENTE MEET-IN