Noticias


Hotel Silken Ordesa: relajación el corazón del Pirineo

12 Febrero 2016

La última incorporación de la cadena Silken es este establecimiento cuatro estrellas, un hotel con encanto ubicado a 500 metros del Parque Nacional de Ordesa, en el que el bienestar y la naturaleza van de la mano

 

 

 

Hotel Silken Ordesa: relajación el corazón del Pirineo

 

La última incorporación de la cadena Silken es este establecimiento cuatro estrellas, un hotel con encanto ubicado a 500 metros del Parque Nacional de Ordesa, en el que el bienestar y la naturaleza van de la mano

 

Al pie del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en el municipio oscense de Ordesa-Torla, se encuentra el Hotel Silken Ordesa, un establecimiento de estilo típico montañero con vistas al impresionante paisaje de los Pirineos. Su enclave, sus habitaciones amplias y totalmente equipadas, así como el resto de sus instalaciones lo convierten en un lugar privilegiado para el descanso y disfrute de la naturaleza.

 

Uno de los tesoros que guarda este hotel cuatro estrellas es su spa con vistas al Pico Mondarruego, con sauna, bañera de hidromasaje, baño turco y cabinas de tratamientos de belleza y bienestar. Se trata del lugar ideal para desconectar de la rutina y relajarse después de un día intenso.

 

Entre sus grandes atractivos, los huéspedes también podrán disfrutar de su piscina de temporada al aire libre, zonas de jardín y terraza.

 

El Hotel Silken Ordesa rinde tributo a la auténtica gastronomía pirenaica en su restaurante Turieto. Los comensales podrán deleitarse con la mejor cocina tradicional y con los vinos de su extensa bodega mientras contemplan la montaña a través de sus ventanales. Sus desayunos incluyen una amplia selección de productos locales para empezar el día con energía.

 

El hotel permite el fácil acceso a las actividades de la zona como senderismo, pesca y deportes de aventura. La prueba ciclista La Quebrantahuesos y el Festival Pirineos Sur son dos de las citas de referencia que atraen a más visitantes que se dejan atrapar por el impresionante paisaje del Pirineo.